sábado

¡cómo te extraño!

Casi no escucho música boliviana... me entra una nostalgia infinita y se me nubla el corazón.

Y es que tengo dos patrias en el cuerpo, están tatuadas en mi piel. Por eso no puedo evitar pensar de vez en cuando en la tierra que me acogió tantos años, la que vio nacer a mis padres y en la que también fui feliz.

¡Cómo te extraño Bolivia! añoro las cuecas de Matilde, la poesía de Jaime Sanz, las pinturas de Mamani Mamani,  la dulzura de Óscar Alfaro, el sonido indiscutible de Wara... Puedo imaginar las calles de mi Sucre, blanca y llena de escolares. Tierra en la que se ha detenido el tiempo, de noches estrelladas y lluvia olorosa.


“La energía del agua”
Mamani Mamani 2007
Pintor boliviano
Trato de no olvidar nunca mi origen, de recordar las caras, los sitios y los sabores. De soñar de vez en cuando con sus mercados coloridos y sus niños de canela. De no olvidar la pobreza, la sencillez de la vida, el cariño de la gente, las yapas, el apicito caliente, los taxis compartidos, los voceros de los microbuses.


Y sé, sin dudarlo, que mi alma echaría de menos España si tuviera que partir de nuevo y abandonarlo todo otra vez. Me moriría de pena; melancolía de hogar querido, amartelo asegurado. No podría vivir sin Cibeles, sin los paseos por Sol, sin las castañas del invierno, sin las terrazas del calor...

Tengo dos patrias y soy de ninguna parte. Y a veces me siento ajena en ambas tierras. Con mi acento raro y mis costumbres de gringa. Con mi piel morena y el pasaporte europeo. Que levantan sospechas y cejas. Que son siempre anecdóticos.
 
Y me pongo triste cuando siento que aquí no encajo, porque allí tampoco soy ya pieza de aquel puzzle. Que aquí soy una boliviana nacida en los madriles y allá, una española hija de bolitas.

Hace muchos años que no vuelvo y entonces me sentí una extraña en mi propia casa. Todo cambiado, gente distinta. Amigos que no tenían tiempo para verme todo lo que yo hubiera querido. Pensando en Madrid cada día, como si no fuera a volver nunca.
Pero los días pasaron más rápido de lo que esperaba y regresar me produjo también una profunda ansiedad. Regresar, volver... Siempre regreso, siempre vuelvo; no me voy a ninguna parte. Regreso a mi tierra siempre, no importa de que lado del mar esté.

Comparto este vídeo, cuequita chuquisaqueña, para quien quiera comprenderme hoy; que no quiero sentirme extranjera en ninguna parte. Quiero pertenecer y ser. De aquí. De allá.


martes

bienvenidos, 33!

Mi amiga Dakota nos recuerda que a esta hora estarán rescatando a los 33 mineros sepultados. He querido sumarme a ese pensamiento, mandar mi fuerza y mi emoción. Bienvenidos a casa!

jueves

No recuerdo en este momento....


Yo era muy pequeña cuando este "señor", por decir algo, se adueñó del país y sembró el terror por donde pudo. Entonces todavía no habíamos salido de España -ya democrática- y no había internet ni parecidos, pero las noticias desde Bolivia llegaban de todas formas y en mis recuerdos infantiles su nombre quedó grabado.

Años después, cuando la democracía volvió y yo ya tuve edad de enterarme de las cosas y de vivir en primera persona las noticias, Luis García Meza fue juzgado y condenado. Durante los interrogatorios y a medida que se le iban detallando los horrores cometidos durante su dictadura, él sólo supo dar una respuesta: No recuerdo en este momento.

Parece ser que ahora sí que recuerda y se le ha ocurrido publicar un libro. Una de dos: O piensa que contando todo va a conseguir el perdón de alguien: lo dudo; o cree que si maquilla los hechos de entonces y los disfraza de memorias autobiográficas, lo mismo se muere y pasa a la historia como el presidente que nunca fue.

El título de su libro es "¡Yo dictador!". ¿Qué fuerte no? al menos asume lo que fue y no dejará de ser... (y bien podría subtitularse: y asesino, torturador, como poco.) 

En fin... vaya sinvergüenza. Ahora mismo se me viene a la mente la canción de los fabulosos cadillacs "mal bicho" y las fotos en blanco y negro de los periódicos de entonces, los titulares antiguos y el olor de la tinta del periódico: el primer olor que me hizo enamorar del periodismo con 13 años, profesión que abracé con la ilusión de cambiar el mundo.  
Ilusa de mí, que soy hija de la democracia, que no supe entonces que todo es mucho más complicado que eso...




http://www.rnw.nl/espanol/article/ex-dictador-boliviano-luis-garcia-meza-rompe-el-silencio

martes

como la cigarra

(Este debería ser mi himno...)


Como la cigarra

María Elena Walsh



Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aqui
resucitando.

Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.

Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y volví cantando.

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.

A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.



Bello poema de Elena Walsh, Como la cigarra. 1972. En la voz de La Negra, Mercedes Sosa.

lunes

Coitus interruptus


Soy de izquierdas y vale, se me ve el plumero.
Pero eso no me hace impermeable a las noticias, ni a los (ho)(e)rrores que se van cometiendo en nombre de los pueblos.

¿Vamos pa'lante? Nooooo. Una y otra vez, marcha atrás. Coitus interruptus constante. ¿Alguien sabe dónde está la salida, la puerta o una ventana chiquitita?

Opino como Felipe González: "rectificar es de sabios, pero hacerlo a diario es de necios"

jueves

Desvelos

En estos días ha sido noticia una niña a la que no le permiten asistir a clases normalmente (en un centro público, para más inri) por vestir un velo islámico.

Un velo que no molesta a sus compañeros (de hecho, cuatro de ellas se han solidarizado y en un gesto de inmensa grandeza espiritual, se han puesto el velo aún sin ser todas musulmanas), pero que molesta al consejo estudiantil, quién sabe por qué razones absurdas.

La normativa de este centro dice que no se puede entrar con la cabeza cubierta. Supongo que eso incluye pelucas y tupés... esperemos que ningún calvo tenga que dar clase nunca allí. Pero voy más allá. Si uno de esos alumnos fuese sometido a alguna terapia que le dejara sin pelo, y quisiera cubrirse la cabeza con un pañuelo, ¿¿tendría que buscarse otro cole?? O entonces la norma se flexibilizaría?

Somos “intolerantes” (que palabra más horrible. A mi no me da la gana de que nadie me “tolere” por mi acento y mi piel. Y menos por mis creencias religiosas o culturales. Que me trague con patatas si no le gusto). De hecho, podría apostar que se trata de una norma que está puesta para evitar que los niños vayan con gorra (que me parece igual de absurdo, pero en fin) y de la que se han cogido para evitar que esta niña musulmana -y las que vengan- haga “gala” de su creencia.

Ya que está claro que es por razones religiosas, supongo que en este mismo colegio no dejarán entrar a ninguna monja que lleve el hábito puesto. Quisiera hacer una prueba... ¿Se animaría alguna monja lectora a hacer de conejillo de indias? ¡¡¡Por favor!!!

Ahhh pero no. Creo que la norma no va para todas las religiones. Es ésta solamente. Lo que se pretende es enterrar aquel símbolo musulmán. No va para todos los símbolos... sino, tendríamos que ir arrancando cruces y cadenitas, porque llevar símbolos religiosos debe ser muy malo. ¿La criptonita del ateo? Mis amigos ateos se reirían.

Nuestra ignorancia es tan atrevida que creemos que el velo islámico es un símbolo de sumisión al hombre (el velo de las monjas es un símbolo de sumisión a Dios y algunas se cambian el nombre y todo o se encierran para siempre. ¿Alguien tiene problemas con ello?). Creemos que es impuesto por los padres a las niñas (¿¿como el vestido de primera comunión por ejemplo?? o cómo cuando les decimos a nuestros hijos no-musulmanes: hijito así no sales ni a la puerta??).

Me pregunto que pensará mi amiga Doria, musulmana nacida y criada en Colombia (es decir, que no tiene origen árabe ni similar y se convirtió porque quiso); Máster en Relaciones Internacionales y doctoranda en la misma materia. Qué pensará de todos estos prejuicios que nos hacemos los que nos hemos viajado nunca ni conocemos de cerca a un musulmán. No la veo muy sumisa yo...

El otro día comentaba en mi blog Papá Conejo- Mamá Piojo, que un juez había determinado que “los derechos del ser humano, los constitucionales, están por encima de cualquier ideario/normativa de un colegio”. Pues bien. Creo que está clara mi posición en el tema.

Desde aquí mando mi apoyo a esa niña valiente. Insumisa del sistema, fiel a sus convicciones y leal a sus creencias. Najwa, niña querida,: Defiende tus derechos. Defiende tu libertad. Ve a por todas.

viernes

Un cristiano contra dios

No soy muy futbolera. Lo era. Vale, lo reconozco. Lo soy en mi interior; y cuando el fútbol es de altura no me resisto.
Recuerdo el mundial de 2002 y mi apuesta en el Brasil - Alemania. Acerté el marcador ganador por encima del personal de la oficina (eminentemente masculino) y me llevé un whisky que luego todos compartieron en mi nombre. La copa de Europa me pilló en Chicago y allí estuve, buscando bares para ver jugar a España. Me perdí la final, estaba en pleno vuelo de vuelta, pero no me cansé de ver  al Niño, en reprise, decidir el partido de la gloria.

Sí... me gusta el buen fútbol. No veo cualquier partido, ni sigo la liga; no hago quinielas... pero me gusta. Pero además, soy Madridista... Me desencanté y dejé de seguirles después de la época galáctica; el cabezazo con el que Zidane acabó su carrera, el morro de Ronaldo, la salida de Del Bosque: la caída de los ángeles blancos. Fútbol de empresa y no de piernas.

En esta temporadita vuelvo a parar las orejas. El sábado promete y ya estoy frotándome las manos para ver el Madrid-Barça. O mejor dicho: Un cristiano contra dios. Cristiano Ronaldo contra el mejor jugador del mundo: Messi, a quien le durará el título, lo auguro.
Miro de reojo las jugadas divinas de La Pulga. Pequeño pero resultón, dirían mis amigas. Argentino, diría yo; su tierra es cantera de futbolistas. Hace magia y recuerda tanto a Maradona en su época dorada! Las jugadas se repiten una y otra vez en la tele. Subo el volumen. Lo tengo decidido.
Cristiano Ronaldo está como un tren; juega maravillosamente... pero...
Lo siento por mi equipo de siempre:  No soy beata, pero esta vez le apuesto a D10S.

Vs

domingo

100 años de Gran Vía

Madrid maravillosa tiene en su corazón una de mas calles más bonitas del mundo. Cosmopolita, diversa, acogedora y alegre siempre: La Gran Vía.
Es de las primeras calles de las que tengo memoria. Recuerdo pasear por allí desde pequeña y recuerdo que cuando volví, después de tantos años en mi amada Bolivia, fue también la primera que reconocí como Madrid.
Sus tiendas, el andar de las gentes, las conversaciones que se escuchan, lo tienen todo. Y una noche de Gran Vía es casi siempre redonda: calamares, cine o teatro, amigos y una copa. Pasear por ella es estar en Madrid absolutamente.
Cumple 100 años. Desde aquí mi tributo a su hermosura, y que dure mil años más.


jueves

Lugares preciosos

Junto a mi amiga Cósima, conocedora de otros mundos a través de sus paseos de la tarde, he descubierto una tienda preciosa que reúne a su vez a tres talentosas chicas en un sólo espacio.
La tienda se llama, La Antigüa y está en el muy madrileño barrio de Chueca.
Fue abierta hace dos semanas, pero les auguro éxitos enormes: cada uno de los objetos que se venden en ella son únicos y especiales. Broches, vestidos, láminas, chapas.... todo bajo los diseños de estás tres artistas: Silvia Calles (quien nos atendió en persona y de mil maravillas. Creadora de moda e ilustradora ), Lady Desidia (cada uno de sus broches es un cuento) y Lúcetemás (ropa y complementos delicadísimos).

Me ha encantado tooooodo. Desde aquí os animo a encontrar esta fantástica tienda y a daros una vuelta por estos espacios creativos que tanta falta hacen en todos los corazones del mundo.
La Antigua: Calle Pez, 2
Metro Callao,Noviciado o Tribunal
Barrio: Chueca

sábado

Vergüenza ajena

Ufffff no sé como he podido ver esta noticia. 11M: Un día negro para la historia y para la memoria de todos.
Recuerdo el día como algo terrible y no puedo ver ninguna imagen que me lo recuerde sin llorar.
Por eso no sé como esta mujer ha podido hacer algo tan increíble. Qué poca vergüenza.

NOTICIA

Me duele que sea latinoamericana. Así nos tildan a todos luego... Qué tristeza.

Espero de verdad tener que editar, borrar este post y pedir mil disculpas por haberlo puesto. Pero lastimosamente creo que hay tantas pruebas, que la mentira cae por su propio peso.

martes

Esto me recuerda a mi adolescencia...

No he podido dejar de reir viendo esta publi. jejejejeje